viernes, 29 de mayo de 2015

 

No es que sea lo habitual,

pero cuando se pasa uno todo el día haciendo el gilipollas:


estos son los resultados:


Y es que el personal ya empieza a darse cuenta que le toman el pelo y corresponde con su más clamorosa indiferencia. Poco a poco por el momento, pero espero espabile con el tiempo y suceda más a menudo que mande a casa a tanto desertor del arado que ha encontrado puesto de parásito en la cosa política.

Si te digo la verdad, ¡No lo lamento ni un pijo!  photo icon_dedo.gif

Etiquetas: , , , ,


Comments:
Son ovejas con píel de lobo, como diría Guillermo: "no tienen ni dos sopapos".
 
Lo malo es que esta pandilla de parados y desertores del arado, por nuestra culpa, son los que gobiernan el país.

Luego nos preguntaremos como hemos llegado a parecernos a Venezuela (creo que será el tema de mi próximo post)
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?