domingo, 15 de junio de 2014

 

¡Viva la mugre, y olé!

Esta visto que  los únicos lúcidos
 son los humoristas ¡Manda güevos!
La rendición del alcalde de Barcelona deja la ciudad en manos de los okupas

Luego que no te extrañe que entre tanta asociación cultural de sudacas, de tanto moro, y de tanto okupa*, el alcalde de Badalona diga que Cataluña está en manos de la chusma. Que dicho así es como mucho más expresivo y más acertado.

Resumiendo: Que como no pongan remedio ya estoy viendo al pueblo elegido por Dios (el catalán, que para eso Dios era de Palafrugell) con un futuro próximo a la extinción por falta de escoltis. 

A sudacas, moros, y okupas, eso del independentismo se la suda: Ellos lo que quieren es campar a sus anchas a costa del prójimo sin pegar palo al agua.



Si no tienes en tu vida
donde caerte difunto
yo una solución te adjunto
muy rentable y socorrida:
Si tu educación olvidas
y ves casa en la vereda
¡Ocúpala que algo queda!

Solo tienes que llenar
de "grafitis" sus paredes
y si alguien se queja puedes
en sus puertas orinar.
Nadie así se va a quejar
a pesar de que tu hiedas
¡Ocúpala que algo queda!

Luego la debes llamar
"Centro Social Ciudadano"
y engañar a cuatro hermanos 
para eventos preparar.
No te vas pronto a cansar
e ira todo como seda.
¡Ocúpala que algo queda!

Si el propietario fascista
te dice que esa es su casa
no le dejes dar la brasa
y mándale un camorrista
porque aunque el vecino insista
no hay nada que tu transgredas
y ¡Ocúpala, que algo queda!

Por último y sin complejos
no te asustes si algún día
se acerca la policía 
a arreglar el asuntejo.
Tu salvarás el pellejo
Porque aunque duro le agredas
¡Ocúpala que algo queda!

Y este consejo final
te dejo recomendado
si es vivienda del estado
es un acierto genial.
Que un político venal
a su igual nunca no depreda
y ¡Ocúpala que algo queda!.




*Lo de "independentistas" sobra, si hay algo que los defina es su poca afición a lavarse. 

Etiquetas: , , , , , , , ,


Comments:
Por desgracia si un día uno llega a su casa y se encuentra con que está ocupada por otra gente, sólo le queda pensar que se equivocó de casa, lo contrario sería políticamente y legalmente incorrecto. Nuestra justicia es la bolsa donde se pudren nuestras leyes al igual que la basura diaria se pudre en los basureros preparados al efecto con la salvedad de que la justicia hiede más. ¡Manda carallo!
 
No lo digo yo, me lo recomendó uno que entiende del tema: Lo que hay que hacer es, con toda discreción para que nadie se vaya de la lengua, abrir una ventana y tirarlos al patio.

Y a partir de ahí tu no estabas en casa y es la primera noticia que tienes.
 
No lo digo yo, me lo recomendó uno que entiende del tema: Lo que hay que hacer es, con toda discreción para que nadie se vaya de la lengua, abrir una ventana y tirarlos al patio.

Y a partir de ahí tu no estabas en casa y es la primera noticia que tienes.
 
Si no tienes en tu vida
donde caerte difunto
yo una solución te adjunto
muy rentable y socorrida:
Si tu educación olvidas
y ves casa en la vereda
¡Ocúpala que algo queda!

Solo tienes que llenar
de “grafitis” sus paredes
y si alguien se queja puedes
en sus puertas orinar.
Nadie así se va a quejar
a pesar de que tu hiedas
¡Ocúpala que algo queda!

Luego la debes llamar
“Centro Social Ciudadano”
y engañar a cuatro hermanos
para eventos preparar.
No te vas pronto a cansar
e ira todo como seda.
¡Ocúpala que algo queda!

Si el propietario fascista
te dice que esa es su casa
no le dejes dar la brasa
y mándale un camorrista
porque aunque el vecino insista
no hay nada que tu transgredas
y ¡Ocúpala, que algo queda!

Por último y sin complejos
no te asustes si algún día
se acerca la policía
a arreglar el asuntejo.
Tu salvarás el pellejo
Porque aunque duro le agredas
¡Ocúpala que algo queda!

Y este consejo final
te dejo recomendado
si es vivienda del estado
es un acierto genial.
Que un político venal
a su igual nunca no depreda
y ¡Ocúpala que algo queda!

 
Publicar un comentario en la entrada



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?