jueves, 3 de abril de 2014

 

La verdad es que el cuerpo lo agradece


Como podrás comprobar al ver el vídeo es un  asunto puramente local y que va a dejar para el recuerdo las marchas de montaña que tenían que hacer los vecinos de los alrededores para llegar a sus casas. 

Los que pasamos por allí esporádicamente, como es mi caso, también lo agradeceremos porque si hace 300 años ya  llegaba asfixiado al final de la cuesta, ni te cuento como llego ahora.

Pero no es a eso a lo que quiero llegar, a lo que quiero llegar es a comprobar cuanto tiempo va a pasar hasta que los  obstruccionistas de la P$O€ empiecen a poner pegas. 

Como ya tenemos experiencia en casos similares estaré al tanto para añadir una actualización de la noticia. 

Y es que me vengo preguntando hace tiempo para que coño sirve una oposición que solo se dedica a tocar los cojon*s poniendo pegas a todo, pero que no hace absolutamente nada más.

Por lo menos para bien. Para mal, todo lo que pueden. Pero, ¡ah!, cuando pisan moqueta cualquier fechoría es un logro importante y cualquier parida de convierte en un avance para la Humanidad.

PD.- Del paro no hablo porque en un país con 47 millones de habitantes donde trabajan 16 millones y 5 están en paro, que el paro se haya reducido en 17 mil personas (más o menos)  es algo que me cabrea cantidad. Y digo palabrotas, y acabo condenándome.  


~Oda al urbanita vago~

En Santander capital
los vagos están de suerte,
hay un paso peatonal
que funciona con corriente
en el que, más bien que mal,
todo el mundo se divierte,
claro que cuando el invento
se olvide de funcionar
se acabó el experimento
y habrá que volver a andar
para mayor sufrimiento 
de los vagos del lugar.

Etiquetas: , , , ,


Comments:
Poniendo una carreta tirada por suciatas tambien pero, cualquiera se fia.
 
Dedicado con todo mi cariño a Drako y a Guillermo con la esperanza de que me perdonen y no me lo tengan en cuenta, al fin y al cabo no deja de estar escrito en plan humorístico. ;) ;)

Oda al urbanita vago:

En Santander capital
los vagos están de suerte,
hay un paso peatonal
que funciona con corriente
en el que, más bien que mal,
todo el mundo se divierte,
claro que cuando el invento
se olvide de funcionar
se acabó el experimento
y habrá que volver a andar
para mayor sufrimiento
de los vagos del lugar.

Un abrazo y… se acabó el hacer ejercicio a pesar de que es bueno para la salud aunque, a los ciudadanos de otros lugares, como por ejemplo Vigo, una cosa así les vendría fenomenal.
 
¿Magnifico!, que gran idea. La de sudores que me habría ahorrado cuando trepaba por aquellos lares
 
A los sociatas los atas a un carro y no duran n'a. :)
 
Por supuesto que no nos enfadamos, al contrario, estamos orgullosos que nos dediques una poesía.

Y hablo por Guillermo y por mi, e invitamos a Quique, que también ha sufrido estas cuestas y se las ve y se las desea para subir la Cuesta del Gas :D

PD.- Que conste que lo se porque lo ha dicho él :D:D
 
Ya lo creo que se sudaba, sobre todo como te tocase subir en verano y a las tres de la tarde.

Hora a la que tenía yo que subir de Numancia a Gral. Dávila.

¡Uff!.:)
 
NOTA PARA JAVIER:

Hay varios sitios con estas escaleras y te diré que funcionan bastante bien.

Un tramo por el que paso todos los días si se encuentra parado (generalmente algún gracioso ha pulsado el botón Stop de emergencia) es solo por un momento.

O el sistema se rearma desde una central, o llegan al poco tiempo operarios de una casa especializada para su reparación.

Claro que los sociatas dirán que soy un mentiroso y, por ende, con algún cargo en el PP.

Bueno, allá ellos con sus creencias, pero hazme caso que no tengo interés por engañar a nadie.
 
Pues incluyamos a Quique y a CARLOS CC, ¡qué carallo!, qué dónde caben dos caben cuatro. Por cierto la calle dedicada a Numancia supongo que tendrá algo que ver con los Arévacos quienes la cedieron a los Pelendones después de haber pactado estos con los romanos, y la del Gral. Dávila con el general que leyó el comunicado del fin de la guerra Civil firmado por Franco el día 1 de abril de 1939. ¿Me equivoco? Esperemos que no le cambien el nombre a ninguna. A pesar de la crisis, España sigue siendo rica en historia.
 
Carlos CC si sigue como la última vez que lo vi, está como un chaval.

Pero seguro que ya lo empezará
a agradecer ;)

A tu pregunta. Te copio lo que dice el libro "Calles del Viejo Santander" de Jesús del Campo Zabaleta (el Machinero) que es todo lo que tengo:

- La Plaza de Numancia o "el sitio de costumbre'

Muchos años antes de nuestro feliz natalicio, un procer, don Cornelio de Escalante, padre del escritor y poeta don Amos y que llegó a ser alcalde, tuvo el gesto no me¬nos procer de ceder al común, regalar quiere decirse, unos terrenos de su propiedad que se hallaban más o menos frente al Reenganche, para que se hiciera una plaza pública. Así, pues, nació la Plaza de Numancia cuyas vicisitudes hasta llegar a nuestros días -sesenta años ha- son asunto para los historiadores, esos señores tan formales que consultan librotes y viejos pergaminos.

A alguien, algún vecino de buen humor, cuando nosotros gastábamos pelelín, se le ocurrió rebautizar a Numancia con el remoquete de "el sitio de costumbre", nominación aceptada por el vulgo y por quienes no eran tan vulgo y leían en las esquelas de los periódicos "el sitio..." como el lugar en el que los entierros se despedían de los duelos.

Hasta bien entrados los años cuarenta perduraron las conducciones en carroza funeraria desde cualquier punto de la ciudad con parada en Numancia. El tráfico de rodantes se iba haciendo dueño de las calles y, tras un paréntesis de responsos ante la iglesia parroquial del difunto, la circulación en aumento, todavía sin olas paganas, hizo desaparecer junto con carrozas y solípedos la piadosa devoción.

No obstante, Numancia seguía e incluso sigue siendo sitio de costumbre como punto de partida hacia el centro de la ciudad de otras manifestaciones de símbolo popular, tanto político como de protesta o alborozo itinerante.

En otro orden de cosas, en Numancia estaba, sin formar parte de la propia plaza, lo que nosotros llegamos a conocer como Salón Alcázar, competidor del Teatro Pereda en los bullangueros bailes de las carnestolendas, pista de patinaje sobre ruedas, ring de boxeo, sala de exposiciones variopintas y agora o capitolio de tejavana bajo la cual peroraban los Démostenes del mitin
.
Para la chavalería de las escuelas de Numancia y agregados, la plazoleta interior circuida por una barandilla, campo era de cien batallas sobre el terreno -que viene de tierra- semisedentarias como la trompa y las canicas o futboleras con pelota de cualquier material excepto el cuero.

Algunos jueves por la tarde los Bomberos Voluntarios y sus arriesgados ejercicios constituían un espectáculo casi circense para la chavalería que no tenía escuela, precisamente por ser jueves. Allí mismo, el famoso Mijares, el que se había esquilado por el palo de la telegrafía en Cabo Mayor a pulso, lucía sus habilidades junto a las de sus compañeros del benemérito cuerpo de apagafuegos.

El caserío era somero; la acera del este con la farmacia de Mateo Real, el taller de electricidad de automóviles de Navamuel, el parque de los Voluntarios y la Escuela de Comercio haciendo esquina con Magallanes. La margen oeste, salvo un edificio de excelente vitola, no contaba más que con tejavanones que hacían el pendant con los del principio -Colongues, etc.- de San Fernando".

Por mi parte te puedo contar que al final de la calle Burgos, que termina por uno de sus lados con la Plaza de Mumancia, había hace medio siglo (o más) un loro que se sabía un buen número de rezos por lo ser, como cuenta el libro, lugar de despedida -y últimos rezos- de los entierros.

Y que el parque de Bomberos (que aún existe) es la sede del Real Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander, conocidos simplemente como Bomberos Voluntarios, el cuerpo de bomberos más antiguo de España (creado en 1894).

Sobre la calle Gral Dávila, te diré que es correcto. Es el trayecto que siguió el grueso de las tropas durante la liberación de Santander, evitando el centro para no provocar posibles destrozos.
 
¡Caray, Draco!: Yo, hasta hoy, estaba convencido de que nuestra historia empezó a escribirse con Zapatero, me alegro de saber que estaba equivocado y es muy anterior aunque…, lo dicho: espero que no les cambien el nombre.
 
Menudos huevos con morcilla preparaban en el Ba
r de los Bomberos Voluntarios. Como había que subir una buena escalerada, llegabas arriba con mas hambre que un pobre en Cuaresma.-
 
Javier, por el amor de Dios, es un honor que nos dediques algo. Draco y Quique y yo mismo que hemos pateado monte hasta cansarnos, sabemos que las cuestas existentes en esta cudad son la leche, solo comparables, de lo que yo conosco, a Vigo. Un abrazo.
 
Hobre, amigo Drako.
De algo tenemos que vivir los que nos dedicamos al transporte verical.
Ascensores, rampas mecánicas, escaleras mecánicas, pasillos rodantes, elevadores para discapacitados... de eso vivimos en España más de 30000 trabajadores.
Así que bueno es que algún gobierno local nos tenga en cuenta.
Y no me extraña que sea Santander puesto que en Cantabria (concretamente en Maliaño) está la mayor fábrica de escaleras mecánicas, rampas mecánicas y pasillos rodantes de Europa.
Es mi competencia pero bienvenido sea quien invierta en España en tecnología de calidad. Y las que se hacen en su tierra son bastante buenas (no solo las escaleras, que me ha dicho Tellagorri que tiene por Cantabria alguna prima que no está nada mal)
 
En Coruña también se están poniendo, y me parece una idea genial. Un abrazo
 
No esperaba yo que despertase tanto interés un tema local, pero me alegro que os haya interesado.

Para el que no la conozca Santander está situada entre dos cerros, en lo que hace siglos era un entrante en el que penetraba la mar y desembocaba una pequeña ría, por lo que tiene bastantes cuestas (algunas hay que pensárselo antes de subirlas a patita y por obligación) a derecha e izquierda -que es por donde ha crecido la ciudad, no tenía otro sitio- de lo que llamaremos centro de la cuidad.

Y es por seso que en los últimos años se está acometiendo este tipo de obras: Hay otras escalera mecánicas entre Vargas-Isaac Peral, y unas cintas y un funicular en el Río de la Pila-Gral.-Dávila.

Creo que hay alguna por el estilo en algún otro lugar, pero no lo puedo asegurar.

Por cierto: Las de Vargas (con un enlace en la entrada) costó Dios y ayuda hacerlas ya que Revilla puso todas las trabas posibles a la obra (aquí el Ayuntamiento era, es, y será, del PP).

Un abrazo a todos.

Quique: El bar de los Bomberos no lo he conocido, si alguno de sus alrederores. Pero es una zona que ha quedado un poco desangelada.

O eso me parece a mi.
 
Por motivos familiares tengo que frecuentar mucho esa zona y os puedo asegurar que es una grandisima obra que beneficia a todos los santanderinos, principalmente a nuestros mayores.
Días antes de la inauguración tuve que subir andando desde Numancia hasta Juan José Pérez del Molino y casi echo el hígado por la boca.
Como siempre, ya ha aparecido algún que otro guilipollas que afirma que va a tener que cerrar su negocio porque la gente ya no pasará andando por delante.
Hay que joderse.
Respecto al bar de los bomberos voluntarios que menciona Quique, os diré que hace mucho que no voy, pero lo frecuentaba mucho cuando estudiaba en los Agustinos. Era muy barato y había muy buen ambiente.
Saludos a todos.

 
Jo, hace tiempo ya de eso.

Hace años que los Agustinos se trasladaron al Sardinero.

Pero que muchos según creo recordar.
 
Publicar un comentario en la entrada



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?