miércoles, 5 de febrero de 2014

 

¿No preguntabais como estaba la mar?


Pues ligeramente picada:


Como estoy seguro que te habrá gustado, aquí te dejo otras más.

(Que dicho sea de paso son bastante más impactantes que las que yo hice y que por eso no las reproduzco)

Nota muy personal: Es cierto que ha causado algunos destrozos, pero nada que no haya pasado otras veces. En cuanto a las alarmas y avisos de Protección Civil, recuerdo que ya antes de que existiese había galernas, inundaciones, nevadas, y chorradas por el estilo.
Y lo mejor: ¿A que no has echado en falta para nada que no se hable del Gobierno, del rojerío, ni de delincuentes (liberados y no liberados)?

Pues eso, que un día tiene el obrero.


Nácar y espuma,
la mar ruge y rezuma
tirabuzones
de sirenas que saben
del mal de amores:

mal de amores marineros
¡qué los marinos en eso
pecan de fieros!
y las sirenas
en los puertos esperan
calmar sus penas.

Etiquetas: , , , , ,


Comments:
¡Olas como montañas! Ahora comprendo porqué os llaman "montañeses". :):)
 
Es la isla de Mouro, a la entrada de la bahía de Santander y que desde el Palacio de la Magdalena se ve estupendamente.

Siempre han roto contra el faro de forma muy escandalosa (en Google se pueden ver muchas).

Hace años que el faro está abandonado, pero debía ser una gozada estar allí en sus buenos tiempos.
 
Supongo que la barra de entrada habrá que dragarla a conciencia, la entrada de arena estos días tiene que ser descomunal.
 
Cuando eramos chavales, vino un tormenton que dejo aislado al farero, por lo que decidieron hacerle automatico.
 
Pues hace años que por aquí no se ve ninguna draga.

Una que había se ha desguazado y he visto dragar algunos lugares de la bahía mediante "chuponas", pero no se que alcance pueda tener este método.

Lo que si te puedo decir es que un poco más adelante, donde comienza la entrada a la bahía, han quedado varados tradicionalmente barcos de cierto tonelaje (y perdidos todos ellos).

Hace años que no "cae" ninguno pero seguro que el día menos pensado algunos se despista.


 
Nácar y espuma,
la mar ruge y rezuma
tirabuzones
de sirenas que saben
del mal de amores:

mal de amores marineros
¡qué los marinos en eso
pecan de fieros!
y las sirenas
en los puertos esperan
calmar sus penas.

Un abrazo y… ¡manda carallo!
 
Y estos de Protección Civil, se creen que han inventado las galernas y los temporales, jua, jua, jua, Todavia me acuerdo de un vecino mio del amtiguo AISS, que fue nombrado algo de la recien creada Protección esa y todo el día andaba por la calle con el walkie a la cintura. Patetico. Isla creo que se apedillaba. Y sobre el faso hay muchas historias, alguna graciosa, como el de la broma por parte de los empleados del Ayuntamiento que el día de los Inocentes llamaron al Parque de Bomberos avisando de una via de agua en las bombas que movian la lucerna del Faro. Fue memorable.
 
Te voy a contar un secreto que muy pocos saben (y que no puedo demostrar, pero que es tan cierto como que tendré que pasar por Ciriego): La creación de Protección Civil nos fue ofrecida por un representante de la Diputación a un grupo de amigos que ya habíamos efectuado algún que otro rescate con la Cruz Roja, y la rechazamos.

Todos teníamos trabajo fijo en empresas solventes y nos pareció muy arriesgado embarcarnos en un "negocio" del que no sabíamos en que iba a quedar.

Visto como evolucionó la "cosa" creo que hicimos bien.
 
Hacia 1.979, cuando se creo eso de Protección Civil, en principio, la autoridad Militar, que era la que llevaba el asunto, intento por todos los medios que los nuevos, digamos operantes, estuviesen de alguna forma vinvulados al estamento militar o fuesen gente de solvencia moral y ética. Así que no me extraña nada que hablasen contigo.
 
Bueno, no exactamente, pero ya éramos conocidos por nuestras actividades deportivas y por estar implicados en la creación de algunos "asuntillos" culturales.
 
Publicar un comentario en la entrada



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?